¿Es normal que me sangren las encías?

Si al cepillarte los dientes notas que te sangran las encías de manera habitual deberías leer el siguiente articulo. Puede que tu boca quiera llamar tu atención antes de que sea demasiado tarde.

El sangrado es uno de los primeros mecanismos de defensa de las encías. Como consecuencia de los acúmulos de placa bacteriana adherida sobre los dientes, la encía se inflama y sangra, tratando de eliminar estos depósitos de sarro y bacterias. Esta primera fase recibe el nombre de gingivitis. Aunque generalmente se debe a una higiene incorrecta, otros factores como el tabaco, herencia, cambios hormonales y algunas enfermedades o medicamentos pueden ser causa de desarrollo de una gingivitis.

 

Si no tratamos a tiempo una gingivitis esta puede evolucionar a una gingivitis mas agresiva o a una periodontitis.

La periodontitis (antiguamente conocida como piorrea) es una enfermedad mas grave, que cursa con destrucción de hueso de soporte de los dientes, haciendo que las encías se retraigan cada vez más y dejando expuestas las superficies de las raíces así como huecos entre diente y diente. Dando como resultado mayor sensibilidad, peor estética y con el tiempo movilidad y posterior pérdida de los dientes.

La periodontitis es una enfermedad crónica y el hueso de soporte perdido no lo vamos a recuperar más. De ahí la importancia de diagnosticarla y tratarla a tiempo, para limitar su daño y evitar que continue empeorando cada vez más rápido.

 

Uno de los primeros indicadores de problemas periodontales es el sangrado de las encías. Si detectas esto no dudes en visitar a tu dentista de confianza. No obstante algunos casos de periodontitis pueden cursar sin sangrado, pasando desapercibida para la mayoría de los pacientes. Razón de más para recomendar al menos una visita al año al dentista, un correcto diagnostico y tratamiento a tiempo puede salvarte los dientes!

Por otra parte, estos acúmulos de bacterias son focos de infección y causa del deterioro de otros dientes vecinos sanos o inclusive de enfermedades más graves, ya que la boca actúa como principal vía de entrada al organismo y al torrente sanguíneo, migrando las bacterias de una zona afectada a otras sanas.

 

Si crees que puedes estar padeciendo esta patología o tienes alguna duda, no dudes en consultarnos. estaremos encantados de revisarte y asesorarte sin compromiso. La primera visita es gratuita. 

No olvides visitar a tu dentista de confianza de manera periódica, no hay mejor tratamiento que la prevención.